Y si ¿Después no hay después?

El manejo de la palabra después no debería estar cerca de nuestras ganas de comenzar (sea lo que sea que quieras comenzar) no debería estar presente esa duda en nuestros planes de emprender, es una palabra que no determina firmeza.  Y aunque no lo crean nos influencia a no querer comenzar,  porque sentimos que no es el tiempo correcto, la idea de tener una meta que alcanzar, es trabajar en ella aunque no te sientas capaz o seguro, trabaja en ella aunque creas no es el tiempo indicado, trabaja en ella así creas que será un fracaso, ¡TRABAJA EN ELLA!.

Lo que lleva al éxito es la constancia y dedicación, no el “después” o el “ahora no estoy listo”, no podemos asegurar que después habrá un después, no podemos
Asegurar que el después si será mejor.

Para mí, mi objetivo está claro, pero el éxito que necesitaré para lograrlo me lo dará el tiempo.

Publicado en Somos mas fuertes y etiquetado , .

Deja una respuesta